Solo quedan unas semanas para que lleguen las fiestas de navidad y fin de año y ya estamos todos pensando en los regalos. Hoy desde Espai & Seny os proponemos una idea para regalar que lo tiene todo: es un regalo único que preparas a tu gusto, puedes gastar desde casi nada hasta lo que te permita tu presupuesto, y lo más importante, regalarás salud, porque la kombucha es uno de los fermentados más saludables que existen, cuyas propiedades beneficiosas no dejan de sorprendernos.

Veamos de qué está compuesto el kit de kombucha “hazlo tú mismo” de Espai & Seny. Puedes conseguir todos los ingredientes fácilmente en tu tienda de alimentación preferida y los materiales en un bazar o por internet.

Kit de kombucha Espai & Seny

Un SCOBY de kombucha

200 ml de líquido iniciador

Azúcar

Un tarro para guardar el SCOBY y el líquido iniciador

Instrucciones de uso Espai & Seny (descárgatelas más abajo)

Un recipiente de fermentación (opcional)

kit de kombucha para regalar

SCOBY de kombucha

Si ya estás haciendo kombucha habitualmente, deberías estar guardando tus SCOBY extra en un “hotel de SCOBY”. Utiliza uno de ellos para tu kit de kombucha de regalo. Si tu SCOBY es muy grande o está demasiado oscuro o feo, puedes recortarlo (si quieres) en forma de disco de 10 cm de diámetro, para que quede más “mono”.

Si aún no dispones de un hotel de SCOBY no te preocupes, aún estás a tiempo de hacer un SCOBY nuevo para tu kit de regalo a partir de tu SCOBY “principal” (el que usas habitualmente para hacer tu kombucha).

Lo ideal en este caso es que hagamos una tanda especial de kombucha en un recipiente cilíndrico de 2 litros de capacidad, de este modo obtendremos un SCOBY de tamaño ideal para regalar (unos 10 cm de diámetro).

kit de kombucha para regalar

Instrucciones para reproducir un SCOBY de regalo a partir de tu SCOBY principal

1) Prepara 1 litro de té azucarado con 1 litro de agua sin cloro y 2 bolsitas de té negro: Lleva el agua a ebullición, apaga el fuego, y vierte el agua sobre el té. Reposa tapado durante 5 minutos.

2) Pasados los 5 minutos retira el té del agua y agrega 50 gramos de azúcar, revolviendo para que se disuelva. Déjalo enfriar.

3) Mientras se enfría el té puedes aprovechar el tiempo recortando un trozo de tu SCOBY principal, utilizando unas tijeras. No te preocupes, seguirá fermentando tu kombucha igualmente siempre que no recortes más de una cuarta parte del SCOBY. El trozo debe pesar unos 50 gramos, lo que equivale aproximadamente a un disco de 5 cm de diámetro y 1 cm de grosor (la forma no importa, puede ser una porción triangular).

4) Coloca el té azucarado frío en el recipiente de 2 litros, y agrega el trozo de SCOBY recortado.

5) Vierte encima del trozo de SCOBY 150 ml de kombucha ya hecha.

6) Tapa el recipiente con un paño o trapo, o con papel de cocina, sujeto con una goma.

7) Coloca el recipiente en el sitio más cálido de la casa que puedas encontrar. Cuanto más caliente esté, más rápido se formará tu SCOBY. La temperatura ideal es de entre 24 y 29 grados.

kit de kombucha para regalar

Deberías obtener un nuevo SCOBY tras aproximadamente 10 días, aunque es bueno que esperes hasta que haya alcanzado 1 cm de grosor o más, lo que podría requerir un poco más de tiempo. Si está hecho antes del día en el que lo quieres regalar no te preocupes, puedes dejarlo en el mismo sitio durante varias semanas y se conservará en perfectas condiciones. ¡No lo pongas en la nevera!

Si no estás haciendo kombucha y por lo tanto no tienes SCOBY para reproducir, deberías adquirir uno a través de alguien que tenga, o comprarlo.

En nuestro grupo de Facebook Fermentistas puede que encuentres a algún donante que esté en tu zona. Hemos desarrollado un sistema para encontrar fácilmente donantes de los distintos cultivos. Lee las instrucciones en el apartado de “Comunicados”.

La otra opción es comprar el SCOBY. Si optas por hacerlo, te recomendamos comprar un cultivo de Kefiralia, los hemos probado y funcionan muy bien. Si compras el SCOBY de Kefiralia, procede con las mismas instrucciones, pero utilizando el SCOBY entero (es un disco de 5 cm de diámetro) y todo el líquido iniciador que viene con él.

*Si compras tu cultivo de Kefiralia en amazon a través de este enlace a ti te costará lo mismo pero nosotros obtendremos una pequeña comisión que nos permitirá seguir trabajando en los contenidos de esta web. ¡Gracias por tu apoyo!

Líquido iniciador

Junto con tu SCOBY deberías incluir 200 ml de líquido iniciador, que no es más que kombucha ya hecha. El líquido iniciador no es opcional, es un ingrediente imprescindible para hacer kombucha con éxito.

El líquido iniciador puede proceder de una tanda de kombucha recién terminada, o puede ser el líquido de tu hotel de SCOBY, o si has seguido las instrucciones para reproducir un SCOBY de regalo a partir de tu SCOBY principal, también puedes utilizar como líquido iniciador la kombucha del recipiente de 2 litros donde lo has “criado”.

Lo más importante es que el líquido iniciador sea solo kombucha, sin ningún otro ingrediente (es decir, no sirve kombucha en segunda fermentación, a la que hayas añadido zumos de frutas, especias o infusiones). El té azucarado sin fermentar no sirve tampoco como líquido iniciador porque no tiene la acidez suficiente.

kit de kombucha para regalar

A los principiantes siempre les aconsejamos que empiecen a hacer kombucha utilizando exclusivamente té (es decir, las hojas de la planta Camellia Sinensis).

Existe una infinidad de tipos y variedades de té, dependiendo del momento en el que se realiza la cosecha, del tratamiento posterior y del país en el que se cultiva. A grandes rasgos podemos distinguir entre té blanco, verde, negro, azul o oolong y rojo o pu-erh, y todos ellos sirven para hacer kombucha, siempre que no lleven nada más añadido (ni especias, ni aditivos, ni aceites, ni otras hierbas o infusiones).

Como en todo, cuanto mayor sea la calidad de los ingredientes, mejor será el producto final. Por eso también es aconsejable optar por un té ecológico, aunque te animamos a hacer lo que puedas con aquello de lo que dispongas. Si por no tener el té “perfecto” terminas no haciendo kombucha, mal vamos.

Incluye en tu kit distintas variedades de té si quieres que la persona que reciba el regalo pueda experimentar con sus sabores y elegir el que más le guste para sus futuras tandas de kombucha. Cada té tiene unas propiedades diferentes y le otorga a la kombucha un sabor también diferente.

Personalmente, en Espai & Seny usamos té negro porque le da a la kombucha un sabor a sidra de manzana que encontramos delicioso, pero en gustos no hay nada escrito. Los distintos tipos de té también se pueden combinar, dando lugar a un sinfín de posibilidades.

En cuanto a la cantidad, cada tanda de kombucha de 2 litros utiliza 3 bolsitas de té (unos 5 gramos), equivalente a 3 cucharaditas de hojas de té.

Ten en cuenta que cada té tiene una temperatura del agua y tiempo de reposo óptimos, que se deberían respetar a la hora de preparar el té para la kombucha. Como regla general, los tés verdes se reposan 3 minutos y los negros 5.

Azúcar

Al igual que ocurre con el té, existen muchísimos tipos de azúcar dependiendo de la planta de la que provienen (caña de azúcar, remolacha, coco, etc.), de su procesado y del país de origen.  Para no detenernos demasiado en un tema complejo, que ya exploraremos en profundidad en otra entrada, podemos resumir las características que debe tener el azúcar utilizado para hacer kombucha en las siguientes:

  • El mejor azúcar para hacer kombucha es la sacarosa, que es un disacárido compuesto a su vez por glucosa y fructosa. El azúcar de caña cumple con este requisito.
  • Es mejor, aunque no imprescindible, utilizar un azúcar ecológico para evitar posibles residuos tóxicos.
  • Los azúcares muy poco refinados son más difíciles de digerir para el cultivo de kombucha y pueden dejar un sabor demasiado fuerte, aunque se pueden usar.

Mucha gente prepara kombucha con azúcar blanco normal y corriente, mientras que otros prefieren utilizar azúcares muy poco refinados como la panela o el azúcar mascabado.

El azúcar blanco se procesa utilizando sustancias químicas que podrían dejar residuos no deseados en el producto final, y es difícil encontrarlo ecológico. Por otro lado, la panela o azúcares similares dejan un sabor demasiado fuerte en la kombucha y podrían ralentizar el ciclo de fermentación. Entonces, ¿qué azúcar te recomendamos?

Nuestro consejo, sobre todo en el caso de un regalo especial como un kit de kombucha, es que optes por un azúcar a medio camino entre el azúcar blanco y la panela, el conocido como “Golden light”. Este azúcar se suele encontrar de cultivo ecológico y el proceso de refinado es más natural. Lo puedes encontrar en tu tienda especializada en alimentación saludable, o si lo prefieres, por internet.

En cuanto a la cantidad, cada tanda de kombucha de 2 litros requiere 100 gramos de azúcar.

Un tarro para guardar el SCOBY y el líquido iniciador

La kombucha tiene un alto grado de acidez y solo debe guardarse en recipientes de uso alimentario que soporten alimentos ácidos. Opta por un recipiente que cierre bien, para no arriesgarte a que se salga la kombucha antes de tiempo, y evita las tapas de metal, que se pueden corroer.

Nuestra mejor apuesta es un sencillo tarro de vidrio con cierre hermético y junta de goma (tipo fido).

Instrucciones de preparación de la kombucha Espai & Seny

Un elemento muy importante a la hora de regalar un SCOBY es acompañarlo de unas buenas instrucciones. El mal uso de un cultivo de kombucha puede dar lugar a una bebida poco apetecible, o peor aún a la aparición de moho.

Desde Espai & Seny queremos hacer nuestra contribución para que tu regalo de kombucha sea todo un éxito: unas instrucciones basadas en nuestra experiencia haciendo kombucha que tienen en cuenta que la persona que las reciba seguramente no sepa nada sobre la kombucha ni ningún otro fermentado.

Puedes descargarte e imprimirte el documento en formato pdf e incluirlo en tu kit de kombucha.

Recipiente de fermentación (opcional)

Si quieres ponérselo aún más fácil a la persona que recibe tu regalo, incluye en el kit un recipiente de fermentación adecuado. El más habitual para 1-2 personas es un recipiente de vidrio de 5 litros de capacidad. Los 4 litros de kombucha que obtienes en cada tanda suelen ser suficientes para durar los 7-10 días que tarda en hacerse una nueva tanda de kombucha.

¡Esperamos que te haya gustado esta propuesta y que regales mucha salud este año! Para cualquier consulta, nuestro grupo de Facebook Fermentistas está abierto 24 horas al día 365 al año.

Nuevas recetas


Próximos eventos


Jun
15
sáb
Taller: Avanzado de fermentados vegetales @ Espai & Seny
Jun 15 a las 10:00 – 13:30

Este taller es el cuarto módulo del ciclo de talleres de fermentados vegetales y bebidas probióticas Espai & Seny.

En este taller práctico avanzado daremos un paso más allá en la fermentación aprendiendo a preparar condimentos fermentados para marinar, acompañar, picotear (dippear) o aliñar.

Salsas aromáticas, picantes, de tomate, ketchup fermentado, pastas de hierbas o de ajo, cítricos fermentados, todo es posible con un poco de imaginación. En este taller subimos un escalón en la escala del sabor y te enseñamos trucos para sorprender en casa o en tu restaurante.

* Te recomendamos hacer el módulo 2 (técnicas básicas de fermentación de vegetales) antes de hacer este taller.

MÁS INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES CLICANDO AQUÍ.


Nuestro Instagram


[instagram-feed]


¿Ya tienes nuestro e-book?

5 recipientes de fermentación
¡ENVÍAME EL E-BOOK!

¿Nos ayudas a compartir este contenido?


¿Ya tienes el e-book gratuito?

 

5 recipientes de fermentación que ya tienes en casa

Empieza a fermentar hoy mismo sin tener que comprar nada

¡ENVÍAME EL E-BOOK!

¿Quieres aprender a fermentar?

 

Visita nuestra página de cursos

4 módulos temáticos para empezar desde cero o perfeccionar lo que ya sabes

MÁS INFORMACIÓN