Dificultad: Fácil
Tiempo de preparación: 25 minutos
Raciones: 4

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharada de jengibre fresco, picado
  • 2 cucharadas de mantequilla o ghee (mantequilla clarificada)
  • Pasta de curry verde (Media cucharada = poco picante; 1 cucharada = picante; 2 cucharadas = muy picante)
  • 300 g de Kimchi Espai & Seny, líquido aparte
  • Medio vaso de vino blanco
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 kg de mejillones, limpios y con la cáscara
  • Cebollino fresco, picado

¿Preparado para chuparte los dedos? Sin duda lo harás con esta receta de curry de mejillones con kimchi, un plato muy fácil de preparar con el que vas a disfrutar del contraste entre el dulzor de la leche de coco, el picante de la pasta de curry, y la acidez del kimchi, que en esta ocasión cocinamos para extraer todo su delicioso sabor. Pero te damos un truco para que no se pierda todo el poder probiótico del rey de la cocina coreana, sigue leyendo y te lo contamos…

La receta es una adaptación del libro The Kimchi Cookbook de Lauryn Chun.

Si aún no has preparado kimchi en casa, no te pierdas nuestra receta de kimchi paso a paso.

Curry de mejillones con kimchi

1. Se derrite la mantequilla o ghee a fuego lento en una cazuela y se añade el ajo y el jengibre picados, cocinándolos durante aproximadamente 1 minuto.

2. Después se añade la pasta de curry y se remueve hasta que se disuelva.

3. Se añade el kimchi escurrido y se remueve durante 1 minuto.

4. Después se añade el vino blanco y se deja hervir unos segundos.

5. Se añade la leche de coco y cuando rompe a hervir, se añaden los mejillones limpios y esperamos a que vuelva a hervir. Cuando vuelve el hervor, tapamos la olla, cerramos el fuego, y lo dejamos cocinar hasta que los mejillones se abran, unos 5 minutos.

6. Se sirve en cuencos sobre arroz blanco, decorando con el cebollino picado.

curry de mejillones con kimchi

Si quieres que el plato conserve las propiedades probióticas del kimchi, pasados unos segundos, cuando se temple un poco, se vierte en cada cuenco un poco del líquido de kimchi reservado. Conseguimos así preservar las propiedades probióticas del kimchi, que nos ayudarán a asimilar mejor todos los valiosos nutrientes de los mejillones y de los demás ingredientes.

Si no te gustan los mejillones, puedes sustituirlos por gambas, o si prefieres una opción vegetariana, utiliza en su lugar brócoli, coliflor, champiñones, o una mezcla.

Bon appétit!


¿Nos ayudas a compartir este contenido?


¿Ya tienes el e-book gratuito?

 

5 recipientes de fermentación que ya tienes en casa

Empieza a fermentar hoy mismo sin tener que comprar nada

¡ENVÍAME EL E-BOOK!

¿Quieres aprender a fermentar?

 

Visita nuestra página de cursos

4 mçodulos temáticos para comenzar desde cero o perfeccionar lo que ya sabes

MÁS INFORMACIÓN